Como ser un buen Delantero - Tiempo Extra Mundial

Ultimos post

Como ser un buen Delantero

DELANTEROS


El delantero es el goleador de un equipo de fútbol, ​​y el jugador que juega más cerca del arco contrario durante un partido. El entrenamiento de un delantero debe incorporar técnicas de tiro, movimientos y toma de decisiones. Un delantero debe tener la capacidad de mantener la posesión de la pelota para su equipo durante el juego abierto, y patear y anotar goles cuando surja la oportunidad.

Técnica de tiro


La técnica de tiro es un aspecto vital del entrenamiento de fútbol para un goleador. Cuando patea hacia el arco contrario, un delantero debe plantar su pie directamente al lado del balón, con los dedos apuntando hacia el objetivo. La pelota debe hacer contacto con la rodilla sobre él y el movimiento consecuente debe apuntar hacia el objetivo. Practica la técnica incorporando abundantes repeticiones. Haz que un jugador te tire entre 20 y 30 pelotas en el interior del área  y practica tocándolos y tirando al arco. Realiza este ejercicio desde fuera del poste izquierdo, en el centro y desde fuera del poste derecho del arco. Realizar el disparo buscando potencia o precisión determinará qué parte del pie debes usar para pegarle a la pelota. Si pateas buscando un tiro con potencia, los dedos de los pies deben apuntar hacia abajo y los cordones del calzado son utilizados para impulsar con fuerza la pelota hacia el arco contrario. Cuando pateas buscando precisión, debes utilizar el costado del pie para hacer contacto con la pelota, y el movimiento consecuente debe apuntar hacia el objetivo. Haz que otro jugador ruede un pelota hacia ti y diga en voz alta mientras éste llega a tus pies "potencia" o "precisión". Esto te enseñará a tomar decisiones con rapidez. Practica muchas repeticiones de ambos tiros.

Movimiento


Un delantero tiene que ser capaz de librarse de los defensas en espacios cortos para abrir la oportunidad de anotar un gol. Los delanteros deben practicar la creación de espacios mediante simulacros de ataque uno contra uno o dos contra uno. Practica dentro de los límites del área, corriendo hacia el poste más cercano y luego al más lejano, fijándote en cómo conduces el balón para librarte del defensa.

Presión defensiva


Los ejercicios que involucran gran cantidad de repeticiones que terminan en un tiro al arco deben ser usados regularmente como parte del régimen de entrenamiento de fútbol para un delantero. Los ejemplos de ejercicios para un delantero pueden incluir un balón que ruede desde el lado del área de penalti para que el delantero lo toque y le pegue al arco. Agregar presión defensiva es de gran ayuda para el entrenamiento de fútbol de un delantero. La presión defensiva te permite desarrollar una idea de cuándo disparar inmediatamente o cuándo tocar primero el balón para alejarlo del defensa, no obstante entrenar a un delantero como defensa también trae sus méritos ya que dependiendo del partido y las tácticas los delanteros tendrán que ayudar en tareas defensivas.

Instinto


El auténtico goleador debe estar al acecho y merodeando el área durante todo el partido.
Para él, lo único que existe en la cancha es el arco, y vive obsesionado con marcar el gol, ya sea con el pie, la cabeza, la rodilla,el tobillo, las orejas o hasta con la mano.

Concentración

El delantero de área nunca da una pelota por perdida. Si el balón va hacia el defensor  o el arquero, debe estar atento al error para capitalizarlo.
Tiene que ir en busca del rebote ante cada remate al arco, y esperar el pase inesperado del compañero. Así los 90 minutos.

Paciencia

Hay delanteros que se desesperan al no recibir la pelota y por lo tanto retroceden a buscarla. Al hacerlo, se alejan del área, que es donde anotan la gran mayoría de sus goles. El goleador nato tiene la paciencia para esperar 89 minutos, si es necesario, con el fin de que finalmente le llegue la oportunidad frente al arco.

Cabezazo

Herramienta indispensable del atacante de área, pues los laterales o volantes externos intentarán buscarlo por el aire. Además de saber peinar la pelota o darle un frentazo, la clave para el delantero será ganarle la posición a su marcador mientras la pelota está en el aire.

Confianza

Incluso en los peores equipos, un centroatacante casi siempre tendrá al menos una oportunidad de gol; no todas entran, pero los buenos delanteros se recuperan mentalmente de las que erraron con el fin de estar concentrados en la siguiente jugada.

Perfeccionista

Un jugador puede saber patear la pelota, pero hay que perfeccionar el tiro hasta que salga como un acto reflejo. Además, hay que practicar el disparo con distintas variantes similares a las que se sucederán en un partido: con una marca encima, cayéndose, con la pelota picando, con el perfil cambiado. Asimismo con el cabezazo o el disparo con la pierna menos hábil.

Calma

En el área siempre hay más tiempo disponible de lo que cree el delantero, pero la desesperación por marcar lleva a muchos delanteros a apurar su patada.Por eso es esencial tomarse una fracción de segundo adicional para decidir la definición. Puede significar la diferencia entre un disparo desviado o al cuerpo del arquero, y un pase a la red

Puntería


Los goleadores no toman al arquero como punto de referencia al patear al arco, porque hacia al portero iría el remate. Tampoco apuntan a uno de los dos palos, pues aumentan las probabilidades de desviar el disparo. Lo ideal es apuntar al espacio entre la pierna del arquero y el palo, ya sea en el primer o segundo poste.

Desmarque

Cuanto más se acercan al área, más marcados están los goleadores. Es por ello que el desmarque es fundamental. Consiste en amagar con ir hacia una posición para ir a otra. Por ejemplo, hacer el movimiento de retroceder a buscar el pase para inmediatamente picar hacia el área. Otra manera de desmarque es aprovechar el momento en que el defensor mira la pelota para alejarse de él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas